Cumplir Vida


Cumplir vida

Los años pasan, los años pesan,

a veces simplemente desaparecen,

o quedan esparcidos en la niebla espesa,

memorias borrosas de una infancia casi olvidada.

Amores y dolores entremezclados,

como paladas de cal y arena

para crear el cemento,

que encaja todas las piezas de este corazón

que ha latido treinta y nueve primaveras.

Más noches de las que pueda contar,

me siento a pensar

si el viaje ha merecido la pena,

sí fallar, crecer, reír, fracasar,

venía todo preparado o si es algo que toca,

como una lotería, en la que pocos ganan

y miles pierden más de lo que apuestan.

He avanzado y retrocedido,

a veces me he quedado en blanco,

hay meses que han pasado en un suspiro

sobre todo, esos en los cuales,

he perseguido sueños con un cazamariposas.

Cumplir años suena a cumplir condena,

yo cumplo vida.

Gracias Mamá:

Rememorar mi nacimiento

debiera ser más especial para ti,

que pusiste todo el empeño,

que, para mí, que no hice más que llegar

un doce de julio en domingo y sin llorar.

Prefiero pensar que cumplo vida,

que estar aquí es un regalo,

con sus buenos y sus malos,

que esta vida no se me queda chica ni grande,

ni a medias, ni corta…

que queden de testigo las palabras,

las sonrisas de mis hijas,

el amor que doy y que recibo,

los lazos que decoran mi presente,

la ligereza que tienen las alas que me llevan,

el cielo azul constante, ese cielo,

aunque a veces se cubra de nubes negras.

¡Sí!

el sol sale y se pone cada día,

aunque yo no lo vea,

¡Sí!

el tiempo me roba tiempo, traicionero,

o me esconde tras polvos de estrella,

cual velo de sentimentalismo,

oxidando la maquinaria que nunca cesa,

un juego de cambios y aprendizaje,

un rodaje de kilómetros a secas.

Respirar una vez tras otra,

inundada de alegrías y flaquezas,

al filo de otra década,

tomando conciencia,

que cumplimos vida cada segundo que pasa.

Los pequeños defectos que me diferencian,

me abrazo a ellos, los respeto, los emparcho,

aprendí a reconocerme y a aceptarlos,

rendirme y soltar,

para vivir una vida que merezca ser expuesta…

39 aniversarios hoy

y mi deseo es apreciar los que vengan.


Cierro los ojos y soplo las velas,

este, es un suspiro de vida,

un viaje hacia la suerte.

hacia la felicidad,

que sobrevuela en mi cabeza,

un paso por delante de mí.

  • Instagram
  • Facebook

©2020 by Respira y suelta. MissMoon