Mala hierba...Nunca...

La hiedra sobre la piedra,

y flores color carmín,

baldosas levantadas por raíces,

aromáticos árboles de jazmín

De mi bello jardín,

con flores exóticas,

siempre presente y silenciosa,

la mala hierba, allí plantada.

Se abría paso constante

con insistencia remarcada.

Y, aun cuando yacía,

pisoteada o arrancada,

encontraba fuerzas para renacer,

como el ave fénix se alza de sus cenizas,

la mala hierba se alza desde el arcén.

No teme lo que ya conoce de sobra,

la tierra en sus raíces,

los gusanos recurrentes,

el agua que escasea,

los pájaros crueles.

Siempre fiel a sus costumbres,

por más que la arranquen de cuajo,

sabe bien cuál es su sitio,

y qué parcela de tierra se ha ganado.

“Hierba mala, nunca muere”

Mas bien, hierba mala, nunca... abandona.


  • Instagram
  • Facebook

©2020 by Respira y suelta. MissMoon